Saltar al contenido

Tienda online de cargadores de batería

Todos hemos temido quedarnos sin batería en nuestro coche, moto o furgoneta cuando nuestro vehículo no ha arrancado a la primera. También en nuestro coche o moto eléctrica, cuando hemos tenido que calcular la distancia exacta al punto de carga más cercano.

Si quieres saber todo lo que necesitas sobre los cargadores de batería, estás en el lugar adecuado.

Oferta de cargadores de batería

Tipos de cargadores de batería

Afortunadamente, en los últimos años el mercado de los cargadores de baterías, en todos sus tamaños, potencias y formas, se ha desarrollado al mismo ritmo que la exigencia de las baterías.

En la actualidad, no es necesario conectar con unas pinzas nuestro coche a otro vehículo para reactivar su batería, ni llamar a la grúa. Tampoco es necesario acudir a una estación de carga especial para conectar nuestro vehículo eléctrico, ya que podemos hacerlo desde casa; y tampoco tenemos que preocuparnos por conectar durante la noche nuestros dispositivos electrónicos o herramientas, ya que con un buen cargador de baterías, cualquier imprevisto está solucionado.

A continuación, ofrecemos un breve repaso de todas las tipologías de baterías y cargadores de baterías que existen en el mercado, para que encuentres aquello que se adapta a tus necesidades.

Cargadores de baterías de coche y moto

Es muy común, en el mundo de los vehículos de cuatro y dos ruedas, quedarse sin batería. Muchos son los motivos por los que puede ocurrirnos este imprevisto: mantenernos parados al ralentí durante demasiado tiempo en un atasco o esperando a alguien; dejarnos las luces encendidas al aparcar el vehículo durante un tiempo prolongado; o utilizar el aire acondicionado o climatizador, además de la radio, navegador o manos libres del teléfono durante demasiados minutos sin encender el vehículo.

Incluso la temperatura exterior puede afectar a la batería de tu vehículo: el calor del verano, con el capó amplificando su efecto, puede llegar a corroer las placas internas, sobre todo si el vehículo duerme en la calle. En invierno, además, las bajas temperaturas harán que la batería se vea obligada a realizar un mayor esfuerzo. Sin embargo, esa imagen de dos coches conectando sus baterías a través de dos pinzas ya no es nada común. Tampoco lo es el tener que llamar a la grúa porque nuestra batería nos haya dejado tirados.

No hagas caso a aquellos que, ante un fallo de este tipo, te recomendarán empujar tu coche o moto cuesta abajo y meter una marcha para arrancarlo. Lo más sencillo es que optes por un cargador de baterías para tu coche, moto o furgoneta, asegurándote de poder evitar quedarte tirado en plena calle. Podrás llevar tu cargador de baterías para coche o moto en el propio maletero, o guardarlo en casa para tenerlo a mano.

En primer lugar, debes decidir si optar por un cargador de baterías convencional, que funcionará conectado a la corriente eléctrica de tu casa y que resulta muy cómodo si dispones, por ejemplo, de garaje o un buen alargador. Estos cargadores de baterías, que suelen ser óptimos para baterías de 6V y 12V, las más comunes en coches y motos, pueden tardar entre 3-4 horas para vehículos de dos ruedas, y entre 5 y 8 horas dependiendo del tamaño de nuestro vehículo de cuatro ruedas. No ocupan mucho espacio, por lo que los puedes transportar en una esquina del maletero para evitar imprevistos, o guardarlos en cualquier cajón.

Ahora bien, ¿no es mucho más cómodo disponer de un cargador de baterías de coche o moto portátil? Así, podrás hacer frente a un apagón a mitad de camino. Algunos cargadores de baterías para coche portátil tienen una carga máxima de hasta 12 000 mAh, que debe ser suficiente para arrancar cualquier vehículo. Aunque ojo, eso no es sinónimo de cargar al 100 % dicha batería. Recuerda, por tanto, cargarla a tope cuando puedas.

Los cargadores de batería para coches pueden cumplir tres funciones principales. La primera, la llamada carga de mantenimiento, ideal para aquellos vehículos que van a mantenerse parados durante un periodo largo de tiempo, más aún si se trata de vehículos antiguos. La segunda, cargar al completo la batería cuando está casi vacía, algo que puede llevarnos toda una noche. Y por último, cuando la carga está a cero, su función puede ser la de arrancar el motor.

Para elegir el cargador de batería para coche más adecuado, debemos tener en cuenta el tipo de batería de nuestro vehículo y su tamaño. A mayor tamaño de vehículo y motor, mayor será el tamaño de nuestra batería.

Cargadores de baterías de coche eléctrico y moto eléctrica

Si ya es incómodo quedarse sin batería en un vehículo de combustión, más complicado será salir de una situación en la que nuestro vehículo eléctrico se quede sin batería. Las grandes placas de litio pueden llegar a ocupar toda la base del chasis de nuestro coche o moto, y disponer de un punto de carga rápida cercano aún no es lo común. Por eso, es esencial conocer al detalle las características de las baterías de nuestro vehículo y las opciones de carga que nos ofrece el mercado.

Aunque la tecnología de los cargadores de coches eléctricos está en pleno desarrollo, se pueden diferenciar, en primer lugar, varios tipos de carga para nuestro vehículo. Para cada una de ellas necesitaremos, por tanto, un conector concreto, dependiendo de la potencia requerida.

La carga ultrarrápida de la que disponen algunos coches y motos eléctricas necesita de puntos de carga especiales, no aptos para bolsillos humildes, y que suelen estar disponibles en estaciones de servicio. Sin embargo, su presencia aún no está muy extendida. Estos cargadores de vehículos eléctricos pueden lograr una recarga total en apenas 5 o 10 minutos.

También presentes en estaciones de servicio o electrolineras podemos encontrar puntos de carga rápida. No completarán la recarga al 100 % tan rápido, pero sí el 80 % en menos de media hora. Esto será suficiente para realizar un gran desplazamiento hasta encontrar otro punto de carga.

Otros puntos de carga potente presentes en la vía pública, con los que poder completar una carga en un par de horas, son los puntos de carga semirrápida. Una solución perfecta si hacemos una parada para comer con la familia, o hacer unas compras en un centro comercial.

punto de carda
Punto de carga rápida tesla

Sin embargo, cuando hablamos de cargadores de coche de tipo Schuko, como se conoce a los enchufes domésticos, no podemos obtener resultados instantáneos. Este tipo de conectores realizan la llamada carga lenta o superlenta, al tener que requerir de más tiempo, por culpa de una potencia inferior. Lo ideal, al tardar entre 6 y 10 horas, es conectarlo durante la noche, para disponer de una carga completa al comenzar el día.

Lo normal es que nuestro vehículo eléctrico disponga de diferentes tomas de corriente, dependiendo del tipo de carga que vayamos a realizar. El más común, de tipo Yazaki, dispone de una toma de carga rápida de 80 amperios, de otra de carga lenta de 16 amperios, y es usado por la gran mayoría de marcas japonesas y europeas. Después, encontramos conectores de tipo Mennekes, Scame, CHAdeMO o CSS. Todos conviven a la vez y varios son compatibles con diferentes modelos, por lo que deberás comprobar el tipo de conector de tu vehículo y el tipo de cargador de coche eléctrico más cercano a tu domicilio, en caso de que no vayas a acudir a la red eléctrica convencional para realizar la carga.

Cargadores de batería para móvil

Descubramos una incómoda realidad: nuestro smartphone o teléfono móvil se ha convertido en un complemento del que no nos podemos separar. Nos acompaña desde que nos despertamos hasta la hora de dormirnos. En el trabajo, en el gimnasio, en casa, con los amigos… Pese a que los fabricantes se esmeran en fabricar baterías cada vez más resistentes y duraderas, todos los días nos vemos obligados a disponer de un cable para poder cargar nuestro terminal.

Al igual que un coche eléctrico, tenemos la costumbre de dejar cargando nuestros teléfonos durante la noche, para disponer de una carga máxima durante la jornada. Pero, ¿qué ocurre cuando nuestro teléfono es sometido a un desgaste por encima de lo normal o si, por circunstancias especiales de un viaje o aventura por el campo, no disponemos de enchufe?

El miedo a que nuestro teléfono se apague es fácil de evitar: simplemente tendremos que llevar con nosotros un cargador de batería portátil para móviles. ¿Aún no tienes el tuyo? En la actualidad, muchos fabricantes ofrecen entre su gama cargadores capaces de lograr varias cargas completas sin tener que enchufar de nuevo la batería. Incluso los más potentes ofrecen varios puertos, para conectar dos, tres e incluso cuatro terminales y lograr una carga completa. También son aptos para cargar todo tipo de dispositivos con los que compartan conector USB, como mandos, cámaras de fotos, vapperstablets e incluso ordenadores portátiles.

Tradicionalmente conocidas como power banks o bancos de energía, las baterías portátiles nos pueden sacar de un apuro en cualquier momento, lugar y circunstancia. Están compuestas por iones de litio, es decir, del mismo material que las baterías de los coches eléctricos, aunque con un tamaño muy inferior. Su potencia y durabilidad de carga depende de su capacidad.

Hace unos años, los cargadores de baterías para móviles apenas contaban con 2000 o 3000 mAh. Ahora, con baterías de móviles con capacidades oscilando entre los 4000 y 5000 mAh, necesitamos baterías portátiles más potentes. De manera asequible, gracias a los avances de optimización de las baterías de litio, varios fabricantes ofrecen baterías portátiles o power banks por encima de los 10.000 e, incluso, de los 20.000 mAh. Es decir, que con un cargador de baterías para móvil totalmente cargado podemos recargar la batería de nuestro smartphone en varias ocasiones o cargar varios terminales a la vez. Esto es ideal para viajes, pudiendo cargar, a la vez, un par de móviles y una cámara de fotos, además de una tablet.

Cargadores de baterías para herramientas

El bricolaje es una de las pasiones secretas más extendidas de los españoles. Montar muebles, colgar cuadros y estanterías o, para los más manitas, construir de cero sillas, cunas y armarios, requiere no solo de habilidad, sino de disponer de las herramientas necesarias para ello.

Hasta hace unos años, la libertad que ofrecían nuestros taladros y sierras dependía de la longitud del cable que tuviéramos que enchufar. Ahora, la autonomía de estos utensilios es mucho mayor, debido a la existencia de baterías.

Ahora bien, ¿cómo optimizar la utilidad de nuestras herramientas inalámbricas para poder trabajar con ellas de manera ininterrumpida? No te rompas la cabeza, pues la respuesta es muy sencilla: con un cargador para baterías de herramientas. Así, podrás seguir utilizándolas sin preocuparte del reloj, y transportarlas en el maletero de tu vehículo o en tu caja de herramientas para ser usadas en cualquier lugar y ante cualquier imprevisto.

La mayoría de baterías de herramientas están compuestas de iones de litio, como las baterías de los coches o las baterías de nuestros terminales electrónicos, aunque también las encontramos de otros materiales, como el níquel cadmio o el níquel metal-hidruro. Lo importante, sin embargo, es que nuestro cargador de batería para herramientas se adapte al amperaje y voltaje necesarios para realizar una carga correcta y provechosa de nuestro taladro, cortasetos o atornillador eléctrico.

Con algunos cargadores de baterías para herramientas, podemos realizar cargas rápidas en apenas media hora cuando nuestra batería cuente con una tensión máxima de entre 7 y 28 voltios. Por supuesto, tendremos que conocer las compatibilidades de nuestra herramienta, mirando los conectores y el material del que están formadas. Esto es algo importante, ya que muchas marcas personalizan también sus baterías con la intención de mejorarlas y diferenciarse, debiendo utilizar cargadores de batería específicos.

¿A qué esperas para disfrutar de tus herramientas inalámbricas?

También te puede interesar

Comprar Llaveros

Llaveros

drones precio

Dron

aspiradoras sin cable opiniones

Aspiradora Sin Cable

Lino planta

Lino